Para Víctor Castellar, miembro del Consejo Comunitario de comunidades negras, Eladio Ariza, del corregimiento de San Cristóbal, en el municipio de San Jacinto, haber participado del lanzamiento de la iniciativa de paz con enfoque ambiental sostenible como aporte al proyecto “Participación de la Sociedad Civil en la Estabilización de Territorios Afectados por el Conflicto Armado”, es muy importante porque van recobrar todo aquello que perdieron por culpa de la violencia.

Además, van a comenzar una reforestación sobre el arroyo Matuya que está dentro del territorio, con árboles nativos que ya que sufren por la falta de agua sobre todo en temporada de sequía.

El proyecto es ejecutado por la Fundación Evolución Caribe con la cooperación del instituto alemán IFA, tiene como meta contribuir a la disminución de los niveles de contaminación ambiental a través del crecimiento forestal.

Castellar dijo que otro de los objetivos planteados en esta iniciativa está en formar en educación ambiental a 150 socios del Consejo Comunitario para diseñar y construir un vivero para la reproducción de árboles nativos entre los que están forestales, frutales y ornamentales; con áreas de compostaje a partir del reciclaje en la fuente de los desechos orgánicos de la comunidad.

Esto, con el fin de preservar la flora y contrarrestar la contaminación ambiental, e implementar una campaña de siembra de árboles nativos favoreciendo la reforestación y descontaminación ambiental. En esta fase del proyecto paralelamente formarán grupos o semilleros de preadolescentes y adolescentes, denominados “Dinamizadores Ambientales”.

El vocero del Consejo Comunitario dijo que entre los resultados que esperan lograr con esa iniciativa está en sembrar alrededor de 1200 a 2000 árboles por año para contribuir a la reforestación de la cuenca con especies como orejero, campano, acacias, ceibas blancas y ceiba pentandra, camajoru y frutales como son la guanábana, níspero, zapote y tamarindo.

Agregó que el proyecto de Evolución Caribe, se vinculó la Fundación Verde Que Te Quiero Verde, con el aporte de los primeros 200 árboles de ceibas; Cardique y el SENA con el aporte de formación técnica certificada; como una de las iniciativas de la implementación del posacuerdo para promover la transformación territorial en el país, generando condiciones adecuadas para la construcción de paz.