Desarrollado en los municipios de Momíl, Tuchín y San Andrés de Sotavento en el departamento de Córdoba y con la participación de organizaciones sociales que trabajan en el desarrollo social y comunitario de sus comunidades, el proyecto tuvo como eje central la cualificación de competencias ciudadanas para la participación de las personas en las zonas rurales, de cara a un proceso de diálogo con la institucionalidad pública local que permitiera la incidencia en la formulación de políticas públicas que mejoren su calidad de vida.

El proceso contó con un espacio formativo en participación, en el que las organizaciones tuvieron la oportunidad de conocer y apropiarse de los espacios en los que pueden hacer incidencia como sociedad civil, generando propuestas y proyectos para el acompañamiento y la veeduría de la gestión pública.

Los participantes, entre los que se cuentan comunidades indígenas, afrodescendientes, jóvenes, mujeres y campesinos, se apropiaron de herramientas de comunicación asertiva, que incluyeron la emisión de programas radiales producidos por y para la comunidad, con el apoyo de la emisora comunitaria del municipio de Tuchín.

El proyecto que fue desarrollado en el resguardo indígena Zenú del norte de Córdoba, fue financiado por la Agencia Alemana de Cooperación Internacional GIZ, y la Agencia colombiana para la Cooperación Internacional APC; y pretende ser un modelo para su aplicación en otras zonas y contextos.

Una segunda etapa tendría lugar en la ciudad de Cartagena, con la participación de Juntas de Acción Comunal y con el apoyo del Ministerio del Interior. Con la participación de nuestras comunidades en los espacios de incidencia pública construimos paz y construimos un horizonte compartido para la nación.